Deporte y salud ocular íntimamente relacionados

Todos sabemos que practicar deporte es bueno para la salud en general, pero realizar ejercicio aeróbico de forma habitual también tiene efectos muy positivos para los ojos.

Hace un tiempo investigadores de la Universidad de Berkeley (California) analizaron a 41.000 corredores y descubrieron que el desarrollo de cataratas se reducía un 50% en aquellos individuos que llevaban un estilo de vida más activo. Éste es sólo uno de los ejemplos que confirman que el deporte practicado de forma habitual tiene grandes beneficios para la salud de nuestros ojos.

deporte y salud ocular

¿Por qué sucede?

Te estarás preguntando la razón de que el deporte beneficie la salud ocular. Pues la respuesta es más simple de lo que parece. La actividad física aumenta el flujo sanguíneo a todos los tejidos del organismo, incluyendo también a los que componen los ojos. Por eso, si practicamos ejercicio aeróbico de forma regular, mejorará la circulación de nuestro cuerpo, y por ende de nuestros ojos. ¿Y qué conseguimos con la mejora de la circulación? Entre otras cosas, la eliminación de toxinas de los tejidos oculares, favoreciendo su funcionamiento.

Por otra parte, el ejercicio físico regular ayuda a controlar la presión ocular, y de esta manera se reducen las posibilidades de padecer glaucoma.

Sano por dentro y bello por fuera

Pero los beneficios de la práctica deportiva no acaban ahí, sino que también tienen efecto en nuestra belleza.

La ciencia también confirma que hacer un poco de ejercicio por las mañanas reduce las bolsas de los ojos, ya que se acelera la eliminación de líquidos en la zona facial, mejorando notablemente el aspecto de las bolsas.

Para hacer deporte es imprescindible ver bien

La práctica del deporte requiere de una buena salud visual, sobre todo es muy importante percibir bien las distancias, la velocidad y tener una correcta percepción espacial y visión periférica.

Además, el equilibrio, que es esencial para practicar la mayoría de los deportes, depende en gran medida de la vista.

Por todos estos motivos, es necesario someterse a una revisión visual con el oftalmólogo si vamos a comenzar a practicar deporte o si ya somos expertos deportistas.

Evita riesgos

Cada año ocurren miles de lesiones graves en el ojo durante la práctica de algún deporte. El deporte conlleva riesgos de lesiones en todo el cuerpo y los ojos no son una excepción. Por eso, no olvides proteger tus ojos de posibles lesiones eligiendo el equipo ideal para cuidarlos: gafas especiales o cascos especialmente diseñados para proteger tus ojos de impactos fuertes.

De hecho, ya hay algunos deportes como el béisbol, el hockey sobre hielo y el fútbol americano en los que es obligatorio llevar un casco de material muy fuerte con máscara.

Desafortunadamente, algunos deportes de contacto como el boxeo y artes marciales, o de raqueta como el tenis, no cuentan con equipo protector obligatorio para los ojos.

La práctica de deporte es uno de los pilares fundamentales para una vida saludable a cualquier edad



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies