Lentes Orto-K para eliminar la miopía mientras duermes

Lentes Orto-k (ortoqueratología), te permite ver durante todo el día sin gafas ni lentes de contacto

Es un tratamiento que moldea tu córnea mientras duermes usando unas lentes de contacto especiales durante la noche.

lentes orto-k

Actúan gracias a la lágrima bajo la lente que genera fuerzas de atracción en unas zonas y de empuje en otras produciendo el moldeo necesario. Actualmente se pueden tratar miopías de hasta 10 dioptrías, astigmatismo, hipermetropía y presbicia.

Orto-K es reversible, una vez realizada la adaptación y alcanzando el resultado óptimo, debes seguir utilizando lentes a diario. Si dejas de dormir con ellas, se desmoldea la córnea y en unos días se recupera la graduación inicial, permitiendo volver a usar gafas, lentes de contacto normales o incluso someterse a cirugía refractiva.

Control de miopía. Según los últimos estudios, Orto-K es el tratamiento de elección para el control de la miopía, ya que puede frenar el aumento de la miopía en niños y adolescentes y la estabiliza. Cuanto mayor es la miopía, más riesgo de daños en el fondo del ojo. Por ello es importante evitar que la miopía aumente en el niño y cuanto antes se inicie el tratamiento, desde los 5-6 años, mejor pronóstico en cuanto a la cantidad de miopía en edad adulta.

lentes orto-k

Orto-K es segura. La técnica es reversible y muy segura aplicada correctamente. Los riesgos de usar lentes de contacto sólo por la noche son menores que usar una lente de contacto blanda convencional durante el día y la noche.

Orto-K se realiza en centros especializados en contactología con un instrumental específico para este tipo de adaptaciones y por profesionales acreditados en esta técnica. El uso de materiales de alta permeabilidad asegura un excelente aporte de oxígeno a la córnea. Tras el estudio de viabilidad y el cálculo de la lente, en 4-5 días de uso se obtendrá una buena visión durante todo el día, no siendo necesario usar gafas o lentes de contacto. Seguir las instrucciones de uso y llevar a cabo una higiene correcta aseguran la salud ocular y evitan complicaciones. Las lentes deben renovarse anualmente para asegurar el efecto deseado.

 

Fuente: Asociación Española de Optometristas Unidos – Aeoptometristas



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies