Por qué sufrimos vista cansada

Por qué sufrimos vista cansada

La vista cansada aparece porque en el ojo se dan dos circunstancias asociadas a la edad: una afecta al cristalino; la otra al músculo que lo sustenta.

vista cansada madrid

CON VISIÓN NORMAL

El cristalino cambia su forma

Así enfoca los objetos situados a 3 ó 4 metros. Converge los rayos de luz que entran en el ojo para que la retina forme una imagen nítida y la mande al cerebro en forma de impulsos nerviosos.

Hay mayor flexibilidad

Al observar un objeto cercano, el músculo ciliar se activa y las fibras que lo unen al cristalino (zónulas de Zinn) se relajan y se acortan. La lente se abomba y reproduce una imagen enfocada.

CON PRESBICIA

Si no modifica su curvatura…

El cristalino obliga a que la luz y el objeto se enfoquen más lejos, por detrás de la retina. Al darse ese ‘error’, la información que se envía al cerebro a través del nervio óptico es la de una imagen poco nítida.

Un músculo endurecido

El músculo ciliar y las fibras pierden elasticidad e impiden que la lente, ya más endurecida, se curve. El líquido que nutre el cristalino (humor acuoso) disminuye y eso también dificulta el enfoque.

Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).