Salud visual en mayores

Salud visual en mayores

Con el tiempo, vamos envejeciendo de forma progresiva y nuestro cuerpo se ve afectado por el paso de los años. De igual manera, los años afectan de manera negativa a nuestra visión también. Normalmente, a los 45 años, se suelen empezar a detectar enfermedades en la vista como la presbicia o vista cansada (incluso aquellas personas que nunca tuvieron ningún padecimiento ocular) y a partir de los 55, son muchos los que comienzan a notar los primeros síntomas de las cataratas. 

Es por esto, por lo que es aconsejable tomar medidas preventivas en lo que a nuestra salud ocular se refiere cuando estamos llegando a la tercera edad. Si quieres mantener una buena salud visual a partir de los 65 años, no dudes en seguir estos consejos:

Realizar revisiones oculares
Teniendo más de 65 años, es recomendable visitar al oftalmólogo al menos una vez al año para detectar posibles problemas oculares y tratarlos, antes de que éstos se conviertan en un problema mayor y no tengan solución. 

salud visual tercera edad

Cuidar la dieta
Uno de los requisitos para mantener una buena salud ocular en la tercera edad consiste en incorporar a la dieta alimentos con un alto contenido de vitaminas A y C, y minerales como el Magnesio. De esta forma, no sólo mejoraremos nuestra salud visual, sino que también reduciremos la probabilidad de padecer colesterol, hipertensión o diabetes.

Dejar de fumar
Una de las mejores medidas que podemos llevar a cabo para contar con una buena salud visual a largo plazo es dejar el tabaco de lado. Éste aumenta el riesgo de padecer enfermedades de la visión como las cataratas o la degeneración macular (DMAE). Dejar de fumar no sólo favore a nuestra salud ocular, también tendrá un impacto positivo en nuestra salud cardiovascular y por ende, en nuestra salud en general.

Mantenerse hidratado
Beber suficiente cantidad de agua favorecerá la flexibilidad de las membranas intraoculares y en caso de padecer síndrome de ojo seco, también podemos hidratarlo con lágrimas artificiales, sin conservantes.

Realizar ejercicio
Practicar deporte a diario será beneficioso no sólo para mejorar la salud ocular, sino que también favorecerá al corazón y aumentarán los niveles de energía. En este sentido, conservar un estilo de vida saludable no solo nos ayudará a prevenir la aparición de patologías oculares, sino que gracias a él también reduciremos considerablemente el riesgo de padecer otras patologías.

Mantener buenos hábitos al leer
A la hora de leer, es aconsejable mantener la lectura a una distancia de 50 centímetros. También es recomendable que el espacio donde estemos leyendo esté bien iluminado, pero no en exceso. 

Protegerse de los rayos UV
La exposición a la luz solar aumenta las posibilidades de padecer enfermedades oculares como las cataras. Es por ello que siempre que vayamos a estar expuestos al sol, deberemos utilizar gafas que cuenten con una protección total frente a los rayos UV.

Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).