Melanoma ocular

¿Sabes prevenirlo?

Firmemente concienciados frente al cáncer de piel, no nos acordamos tanto de otros tipos de cáncer que también debemos prevenir ¡y no sólo en verano!

El melanoma ocular es un tipo de tumor maligno que se produce en las partes internas del ojo como la úvea o la conjuntiva o en las partes externas del ojo como los párpados. Su aparición se debe a la exposición solar de los ojos sin protección y es más frecuente en personas que, por su trabajo o lugar de residencia, estén expuestos más horas al sol. En los países más soleados es más frecuente la aparición de este tipo de cáncer.

Detectarlo a tiempo

El principal problema de este tipo de cáncer es que es difícil de detectar porque, además, no genera síntomas. Por ello, las revisiones visuales con el oftalmólogo, son el mejor método para la detección precoz de esta patología. La mayoría de los melanomas se detectan de forma casual en un examen ocular.

Mejor prevenir

La mejor medicina es una buena prevención, así que, además de someternos a las revisiones visuales pertinentes, debemos usar gafas de sol en nuestro día a día. Un acto tan sencillo como ponerse unas gafas de sol, que además ya se han convertido en un complemento más de la moda, puede hacer mucho por la salud de nuestros ojos. Los profesionales de la visión recomiendan usarlas en las situaciones que estamos más expuestos a la luz solar como puede ser en la nieve, el campo, la ciudad, incluso también en los días nublados, ya que los rayos solares penetran igual en nuestro ojo.

melanoma ocular

¿Qué filtro necesito?

El filtro de una gafa es el que controla la cantidad de luz solar que penetra en el ojo, pero no protege de la radiación UV, por eso todas las gafas de sol deben contar también con un filtro que proteja nuestros ojos de la radiación UV.

Lentes muy claras. Absorción máxima hasta el 19%. Las más adecuadas para interiores o cielos cubiertos.

Lentes ligeramente coloreadas. Absorción del 20% al 56%. Se utilizan en un ambiente con luminosidad solar ligera (con sol y nubes en poblaciones).

Lentes medianamente coloreadas. Absorción del 57% al 81%. Se usan en situaciones de luminosidad solar media (sol en población).

Lentes muy coloreadas/lentes oscuras. Absorción del 82% al 92%. Se utilizan cuando la luminosidad solar es fuerte (playa y montaña).

Lentes muy oscuras. Absorción del 93% al 96%. Se usan cuando la luminosidad es extrema (esquí y alta montaña).

Las nubes reducen el nivel de radiación ultravioleta, pero no la eliminan completamente, por lo que, en función del espesor de las nubes, puede haber un riesgo para nuestra salud ocular.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies