¿Cómo afecta el embarazo a la visión?

¿Cómo afecta el embarazo a la visión?

02/06/2021 | En Miopía, Salud

Durante la gestación son muchos los cambios hormonales que se producen y que pueden afectar a tu visión.

Las mujeres embarazadas suelen resaltar como molestos algunos síntomas como las náuseas, los mareos, los dolores lumbares y de cabeza... pero aquellas mujeres gestantes que además tienen miopía, manifiestan aumento en sus dioptrías y visión borrosa, ya que los cambios hormonales que están teniendo lugar durante los meses de embarazo afectan tanto a la córnea como al cristalino.

embarazo y visión

La miopía es uno de los defectos visuales que puede llegar a aumentar durante el embarazo, pero no es el único que puede verse afectado en este periodo. Si se padece hipermetropía o se utilizan lentes de contacto frecuentemente, se recomienda visitar al oftalmólogo y realizarse una revisión ocular.

El 15% de las mujeres embarazadas se ve afectado por los cambios de refracción como puede ser el aumento de miopía. No obstante, este incremento de la graduación suele ser pasajero y, tras la lactancia, suele volver a su estado anterior.

El aumento de miopía en el embarazo puede deberse a los cambios en el espesor y la curvatura, tanto de la córnea como del cristalino o a una diabetes gestacional, donde los cambios en la glucosa podrían ocasionar cambios en la refracción (subidas o bajadas de la miopía o hipermetropía).

Estos cambios en la refracción suelen mantenerse durante 6 u 8 semanas después del parto, aproximadamente. Una vez pasado ese tiempo, la graduación de la mujer volverá a un nivel muy similar al que tenía durante el embarazo si el cambio experimentado se debe a la gestación y no tiene otro origen.

Además de estos leves desajustes en la graduación de la miopía o de la hipermetropía, las mujeres gestantes también pueden verse afectadas por cambios en la lágrima y un incremento de la sensibilidad corneal (esto último más molesto para aquellas usuarias habituales de lentillas).

Por todo ello, las mujeres que experimenten algún cambio en su visión durante la gestación, deberán acudir a su oftalmólogo de confianza para realizar la valoración pertinente y revisar si esas modificaciones son pasajeras o definitivas. Y a las mujeres con miopía magna se recomienda llevar un control oftalmológico durante los meses de embarazo ya que tienen más probabilidades de experimentar cambios en su retina.

Fuente: hola.com