Cómo prevenir los orzuelos

Cómo prevenir los orzuelos

El orzuelo suele venir precedido de sensibilidad en el ojo, hinchazón, lagrimeo, dolor, sensibilidad a la luz, legañas y de la sensación de tener algo dentro del ojo junto con un bulto similar a un grano en el borde del párpado.

Esta afección suele ser bastante común y, aunque es molesta, causa dolor y puede contener pus, no ataña problemas de salud graves. Normalmente, un orzuelo sólo afecta a un ojo, pero pueden darse varios a la vez y en la mayoría de ocasiones, suelen desaparecer al cabo de unos días.

Los orzuelos suelen producirse por una infección por estafilococo en las glándulas sebáceas del párpado. Algunos factores de riesgo en el desarrollo de un orzuelo pudieran ser: tocarse los ojos sin lavarse las manos, colocarse las lentes de contacto sin desinfectarlas previamente, usar cosméticos en mal estado, tener rosácea, no desmaquillarse los ojos o tener blefaritis.

Por lo tanto, la mejor manera de prevenir la aparición de un orzuelo sería adoptando unas buenas medidas de higiene. No compartir maquillaje, lavarse continuamente las manos, evitar tocarse los ojos, desmaquillarse siempre por la noche, limpiarse los ojos con toallitas específicas o aplicando de forma regular una compresa tibia en la zona, y si se usan lentes de contacto, limpiarlas y desinfectarlas a menudo y manipularlas con las manos limpias.

Pese a que no suponen un riesgo para la salud, es recomendable acudir a un oftalmólogo cuando el orzuelo no mejora o si el enrojecimiento o hinchazón afecta a todo el párpado o se extiende por la cara.

Si no hay ningún bulto pero el ojo o el párpado están hinchados, enrojecidos y llorosos, es más probable que se trate de conjuntivitis o blefaritis que de un orzuelo. Si el bulto es duro pero no muy doloroso podría tratarse de un chalazión.

En caso de tratarse de una infección, el médico especialista podrá pautarnos una pomada oftálmica de antibiótico para aplicar varias veces al día.

Para reducir la hinchazón y ayudar a que el orzuelo sane, podemos limpiar el ojo remojando una gasa limpia en agua tibia y sosteniéndola contra el ojo durante 5 a 10 minutos. También podemos tomar paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor.

Fuente: Mundo Deportivo

Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).